TU OBJETIVO PARA ESTE AÑO: TENER BUENOS CLIENTES

TU OBJETIVO PARA ESTE AÑO: TENER BUENOS CLIENTES

Empezar  un nuevo año  es  ilusionante.   Si al finalizarlo  hacemos balance,  al inicio  nos marcamos objetivos para el futuro.

Cuando tienes un negocio,  un bar,  una tienda,  una peluquería, … uno de tus objetivos para el nuevo año está claro:  tener clientes.   Yo iría más allá,  tener buenos clientes.   Esos que te compran encantados  y  que además  repiten  y  te recomiendan.

Todo objetivo, ya sabes,  ha de ser  medible  y  realista.  Así que tendrás  que  calcular  cuántos  clientes necesitas para que tu negocio sea viable  ; )

Pero los clientes  no se animan  a entrar a tu local comercial  como  a ti  te gustaría.

Hay varias  causas externas por las  que  no  tienes suficientes clientes.   La más importante y que  está en la raíz del problema  es   la falta de empleo en nuestra comarca del Bierzo.   Y en consecuencia,   mucha gente  no dispone del dinero  necesario  para consumir  habitualmente en el comercio  y en la hostelería.    No hay alegría a la hora de gastar,  el consumo está contenido  y  los negocios locales  se resienten.

Si a esto le unimos  la existencia de  un centro comercial  y  que los consumidores,  con sus nuevos hábitos,   también compran en internet,  el panorama  es bastante  desolador  para los  pequeños negocios.

Pese a  ese escenario,  te propongo  4  tareas  que aplicándolas te ayudarán a tener buenos clientes. 

1 –  Conoce muy bien a tu cliente

.            ¿quién es?,  ¿qué hace?

.            profesión, estudios

.            nivel adquisitivo

.            con/sin hijos

.            ¿dónde se encuentra?

.            ¿dónde se divierte?,  ¿qué hace para socializarse?

.            ¿qué música oye?,  ¿qué libros lee?

.            ¿qué necesidades tiene?

.            ¿ … ?

Esto seguro que ya lo tuviste  en cuenta  cuando ideaste  tu modelo de negocio.   Pero  te recomiendo que reflexiones  y  que escribas en un papel  las respuestas  a estas preguntas.  Así podrás analizar: ¿cómo es la persona que más compra en tu negocio?,  ¿le estás ofreciendo el servicio que necesita?,  ¿cubres todas las necesidades de tu cliente?,  ¿hay algo más que puedas ofrecerle en relación a tu producto o servicio?

También  le puedes  preguntar  directamente  a tu cliente.  Lo importante es que tengas claro  a quién te diriges  y así podrás  definir  tu propuesta de valor  y  comunicarla  de forma eficaz.

¿Y qué  es  tu propuesta  de valor?  es lo que vendes que resulta especial  y diferente ,  que resuelve las necesidades de tu cliente  y  le aporta beneficios.  Lo que te hace único en el mercado para que te  elija  a ti  y  no a la competencia.

Si el cliente no nota diferencias entre tú  y  tu competencia,  entonces probablemente decidirá  por precio  y acudirá al  más barato.  Y seguro que tú  no quieres  competir  por precio.

Te pongo  el ejemplo de  una peluquería,  su  propuesta de valor  es que se ha especializado en un cliente masculino  y que  respetan fielmente el estilo de la vieja escuela: Cortes y afeitados finos. Combinamos los cortes y rituales de afeitado clásicos con las técnicas, cortes y productos actuales“.   Cuentan con la experiencia de profesionales cuidadosos que saben tratar el pelo con oficio y esmero  y que  han perfeccionado su técnica en varios cursos de formación.

Para llegar a su propuesta de valor esta peluquería tuvo que  analizar  muy bien  a su cliente ideal  y  pensar en  cómo diferenciarse de la competencia.  Esta peluquería-barbería  es  Malayerba,  en la Plaza Dos de Mayo, en el barrio de Malasaña  de  Madrid.

 

2 –  Comunica muy bien a tu cliente tu propuesta de valor

Profundizando en el punto anterior,  además de  la calidad de tus productos o servicios,  tu negocio tiene que tener  unos valores  muy marcados  que harán  que conectes  con  tu cliente ideal.

Cuando  conoces tus valores  y  tienes claro  por qué  tu marca  es  especial,  ésta tiene que estar presente  en cada detalle,  en cada proceso,  en tu forma de hacer las cosas.   Tienes que comunicarlo en todo,  tangible  e intangible.

La parte tangible  de tu marca  está compuesta por todo  aquello que se ve:   el diseño gráfico,  las imágenes,  las tipografías,  el logotipo,  los colores,  el empaquetado de tus productos,  la página web…   por supuesto  el interiorismo  de tu local comercial  y  el escaparate.

Todo debe ser  coherente  y  que la imagen  se asocie  a tu negocio,  sea cual sea el soporte en el que el cliente la vea:  desde el diseño de la carta de menús hasta la página web,   desde el rótulo de la fachada hasta  el anuncio en Facebook.

La parte intangible  de tu negocio es lo que está detrás de él.  No se ve pero se siente.  Son los valores  o atributos  con los que tus clientes  asocian  a tu marca.   Recordarán que compran en tu negocio  porque  es la tienda en la que les atienden por su nombre,  o  donde apuestan por  el comercio justo  o  en la que cuidan del medio ambiente  (o cualquier valor que decidas atribuir a tu marca).

Volviendo  al ejemplo  de   la peluquería  Malayerba,   nada más  entrar a su local  se respira  old school     (su valor)  por los cuatro costados:  desde su folleto de servicios de cortes de pelo, afeitados y tratamientos,  hasta la música que sale de su radio vintage,   pasando por  el diseño e interiorismo  de aire retro,  firmado por el interiorista  Guille García – Hoz.   Incluso la estética dandy  y el trato exquisito de sus barberos  respetan fielmente las reglas  de la vieja escuela.  Todo tiene coherencia, también el diseño de su página web.

 

3 –  Da buen servicio,  buena atención al cliente

Esto que es evidente,  parece que en algún negocio se olvida.

Uno de los aspectos  que más  valoran  tus potenciales clientes  es  el trato  personalizado.  Y no todo el mundo vale para vender…  El equipo que está de cara al público es uno de los elementos clave  de tu negocio.   Necesitas a  gente  bien  formada,  que se  entusiasme con la venta,  que  conozca a la perfección  los productos de la tienda  para  poder aconsejar al público  y  que conecte  fácilmente  con las  personas.   Debes  conseguir  que a  los clientes  les  merezca  la pena  pagar  un poco más  a cambio de  ese  trato  amable  y  cercano.

Dar  un buen servicio  también es  estar pendiente de la limpieza  y  del mantenimiento de tu local.

Puedes dar muy buen servicio en la mesa de tu restaurante y estropearlo todo por no tener los aseos limpios.

Un probador es el espacio que más vende en una tienda de ropa,  es donde se toma la decisión de comprar.   Tener una cortina que no cierra,  pelusas en el suelo  o que haya mala iluminación,  está haciendo que el cliente no se sienta a gusto.  Y no hay peor forma de vender un vestido que con un probador en mal estado.

 

4 –  Innova,  mejora 

Aunque las cosas te vayan bien,  en un negocio nunca hay que conformarse.   Tener una sana  ambición por mejorar todo,  para ser los mejores,  es el principio de la mejora continua.    Y  hay que  entender que el mercado ha cambiado  y  los  consumidores  también.

Algunas acciones innovadoras  que,  en función de las características de tu negocio  y  las necesidades  de tus clientes,  podrías aplicar  son:

.          A día de hoy hasta el negocio más pequeño debe ser omnicanal:  ha de ser accesible a través de todos los canales posibles (offline y online),  así que además de la presencia física con tu local comercial,  no descuides tampoco tu comunicación en la  web y  tus redes sociales.   Tu cliente es el que manda  y si quiere encontrarte en internet,  allí es donde debes estar.   Y no puedes  estar de cualquier manera,  con una web obsoleta  o  sin actualizar  tus contenidos  en redes sociales.

.          También puedes plantearte crear una tienda on-line, manteniendo el comercio físico que ya tienes.  Puede ser una buena opción si tu comercio está especializado en algún producto concreto.  Ello te permitiría llegar a clientes de otras ciudades e incluso países. Y también reforzar la relación con tus clientes actuales,  a los que ofrecerás un mejor servicio.

.          Para mucha gente  salir de compras,  ir a la peluquería,  comer en un  restaurante…   se ha convertido en una experiencia  que combina  el consumo  con  el ocio.   Plantéate  la posibilidad  de  introducir  algún elemento  de  entretenimiento que  transmita  al cliente  la sensación  de que en  tu comercio  se hace  algo más  que vender:   concursos,  degustaciones y catas de producto,   talleres de maquillaje,  cuentacuentos,  tertulias,   invita a algún diseñador de moda, joyería, artesano u artista plástico para que exponga su obra en tu local,   habilita un espacio específico para que los niños jueguen…

.          Cambios de software de terminal de punto de venta (TPV),  si los que tienes están obsoletos. Que te permita ofrecer un sistema ágil de atención al cliente,  además de  optimizar la  gestión de stocks y pedidos y el control de márgenes y precios.

.          Formación,  porque siempre hay algo nuevo que aprender.

 

Un abrazo  y feliz año,  te  deseo que avances  con tus objetivos para este 2018 🙂

Esperemos que el futuro de nuestra comarca mejore,  que se establezcan más empresas que den trabajo de calidad a la gente trabajadora del Bierzo.  Que las Administraciones públicas  impulsen aquí de verdad  el crecimiento de la economía  y el empleo.   Que haya alegría en el comercio,  en  la hostelería,  en las calles.  (Es un deseo que clamamos la gente en el Bierzo  y quería expresarlo también en  mi  blog).

 

Coméntame,   ¿qué objetivos tienes para este año? ,  ¿conoces bien a tu cliente?,  ¿organizas algún evento en tu local para mejorar la experiencia de tus clientes?


Elena Tobar / elena@clymproyectos.com

Ayudo a pequeños empresarios y emprendedores a conectar con sus clientes, destacar de la competencia y aumentar sus ventas gracias al poder de un buen
Proyecto de interiorismo para su local comercial.

 


 

¿Quieres recibir consejos sobre interiorismo aplicado a tu negocio?

 SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

Y además descarga gratis
UNA GUÍA con 7 claves de diseño para
que
tu local comercial enamore a tus clientes.

Comments (2)

  1. Hola Elena,
    Muy interesante tu post, seguimos aprendiendo cada día.
    Un saludo.

    • Muchas gracias Elisa, me alegra que te haya gustado el post. Un gran abrazo y nos vemos por aquí.

Deja un comentario